Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anlisis de sus hbitos de navegacin. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracin u obtener ms informacin.
828 127 786
636 345 714
664 493 629

12 de Enero de 2013
< Volver Atras
Dominios a precio de oro para proteger una marca en Internet

En el primer trimestre de 2013 entrarán en vigor los 1.930 nuevos dominios de nivel superior en Internet (TLD, por sus siglas en inglés), como .apple o .microsoft. Estas nuevas extensiones tienen sus ventajas, pero también pueden crear inconvenientes. Desde un punto de vista legal, una de las mayores preocupaciones para el organismo que regula la asignación de dominios, el Icann, ha sido siempre la ciberocupación en la Red y este punto ha sido una de las razones para que se aceptaran cerca de 2.000 nuevos nombres. "Estos nuevos dominios contribuirán a hacer la navegación más segura. Por ejemplo, algunos tendrán que cumplir requisitos especiales, como es el caso del .banco, lo que frenará el fraude en Internet. Las primeras marcas también podrán asegurar a sus clientes que acceden al sitio web oficial cuando la terminación coincida con una de las marcas aceptadas", explica Luis Marimón, socio de Marimón Abogados y experto en derecho de las nuevas tecnologías.Se calcula que un 10% de las solicitudes de dominios se realizan con fines especulativos, es decir, con la expectativa de revenderlos a su legítimo propietario. Hasta ahora, las grandes marcas se veían obligadas a comprar dominios que les correspondían para evitar los altos costes de los procesos legales necesarios para recuperarlos. Esto sucedía habitualmente cuando se trataba de extensiones .com o .net, con precios de adquisición bajos.Sin embargo, los nuevos dominios tienen un valor elevado –140.000 euros para solicitar el nombre y una cuota anual de mantenimiento de 19.000 euros– y esto podría acabar con la ciberocupación de los dominios de primer nivel de marcas. Sin embargo, este descenso podría significar un incremento de fraude en extensiones con nombres genéricos como .poker, .pizza o .travel.En el caso en el que el registro ilegítimo se haya realizado y haya sido aceptado, la marca comercial podrá recurrir a un mecanismo conocido como UDRP, que consiste en un arbitraje para resolver las disputas sobre denominaciones. No cabe duda de que la proliferación de dominios traerá consigo un incremento del número de litigios.